www.sanisidroeltoboso.com


Vaya al Contenido

Menu Principal:


Biografía

Juan Diácono afirma que nuestro santo era cofrade; probablemente pertenecía a la cofradía del Santísimo Sacramento. El P. Nicolás cree que el mismo Isidro fue el restaurador de dicha cofradía en la iglesia de San Andrés, por las calamidades tan crecidas que por los sarracenos padeció la religión católica.... o se arruinó en gran parte, o se extinguió del todo. Comenzó, pues, Isidro a tratar de levantar esta cofradía en la parroquia de San Andrés.

Las cofradías tuvieron su origen en en el siglo IV. Más tarde se extendieron por toda la cristiandad. Se procuraba que existieran tres en cada localidad: Una del Santisimo Sacramento, con el fin de adorar a Jesús Sacramentado; otra de la Santa Virgen con la advocación de alguno misterios, con el fin de dar el debido culto a la Madre de Dios; y una tercera de las Ánimas para ofrecer sufragios por los difuntos.

San Francisco de Sales resaltará más tarde la importancia de ingresar en las cofradías como medio para progresar en la perfección: «Entra de buena gana en las cofradías del lugar donde resides, y particularmente en aquellas cuyos ejercicios traen más fruto y edificación, porque en esto manifestarás un género de obediencia muy agradable al Señor».

A finales del siglo XIII existía ya una cofradía en honor del bienaventurado Isidro.

Juan Diácono comienza a relatar uno de los milagros de esta manera: «Otro hombre, mayordomo en la cofradía del bienaventurado Isidro ... ». Desconocemos los estatutos de esta primera cofradía; pero se conservan los redactados en 1487, copiados con toda garantía de autenticidad en varios de los tomos de los Procesos de canonización. Los estatutos constan de cuarenta ordenanzas; cumpliéndolas, los cofrades podrán «haber y alcanzar vida perdurable». Regulan las obligaciones de los cofrades, sus fiestas religiosas, la ayuda mutua que se deben prestar y lo que hay que hacer en caso de enfermedad, viudez, orfandad y muerte; mantienen la costumbre de comer todos los cofrades juntos una vez al año.

Esta cofradía se unió a la del Santísimo Sacramento existente en la parroquia de San Andrés, el 12 de marzo de 1537. Se titularía cofradía del Santísimo Sacramento y San Isidro Labrador. Más tarde, en 1751, cambia nuevamente de nombre erigiéndose en el convento de Trinitarios Calzados la Real Congregación de Seglares Naturales de Madrid, bajo la advocación de San Dámaso, Papa, y San Isidro Labrador; fue trasladada por Carlos III, en 1769, a la Real Iglesia de San Isidro, donde se encuentra actualmente. Desde Fernando VI, el rey es el Hermano Mayor. En el archivo se guarda un libro encuadernado en piel negra, con flores de lis. En él se inscriben Hermanos los reyes de España .

En los Procesos de canonización cuenta de las tres procesiones que celebraba la primitiva cofradía de San Isidro solían ser muy concurridas: Una desde San Andrés hasta la Ermita y se unía con otra que venía de Carabanchel ; en la octava del Santísimo Sacramento y la tercera, el día de la Asunción se dirigía desde San Andrés a la Virgen de Atocha. En la actualidad, la cofradía sale en la procesión de San Isidro y Santa Maria de la Cabeza que salen conjuntamente el 15 de mayo, recorriendo los alrededores de la Catedral ».

En el capítulo 10 –San Isidro de Madrid: Un trabajador universal, podemos conocer la historia de la Congregación de San Isidro de Naturales de Madrid y todos los personajes que han tenido que ver con ella y con la figura de San Isidro al que muchas generaciones de madrileños han tenido y tienen como referencia de su vida. En situaciones difíciles de sequías, guerras, enfermedades de monarcas y de personas del pueblo, se han recurrido a la intercesión del Santo, que también ha marcado el calendario festivo de la Villa. Desde las fiestas de Beatificación y Canonización en el siglo XVII, pasando por la Pradera de San Isidro en los siglos XVIII y XIX, hasta las actuales fiestas que el Excmo. Ayuntamiento de Madrid prepara con esmero cada año y que son seguidas por miles de madrileños y forasteros, la memoria de San Isidro vive en Madrid.

Las fiestas del Patrón de la Villa comienzan con el Pregón, al que siguen en pleno mes de Mayo atracciones musicales y verbenas en la Pradera de San Isidro, Las Vistillas o Plaza Mayor. La Feria Taurina de San Isidro-la mejor feria del mundo- se celebra desde 1947 en la Plaza de Toros de Las Ventas. Los actos religiosos comienzan el domingo anterior con la bendición del agua de la Fuente del Santo. Durante la semana se venera la reliquia en la Ermita y los diversos actos religiosos culminan el día 15 de mayo por la mañana en la explanada , concurrida por miles de personas, el domingo siguiente se clausuran las fiestas con el canto del “Regina Coeli” a la Virgen.

En la Real Colegiata de San Isidro, sepulcro del Patrón de Madrid, donde se conserva su cuerpo incorrupto, los actos festivos comienzan seis días antes de la festividad del Santo con la celebración vespertina de la Eucaristía y Quinario. El 15 de mayo por la mañana tiene lugar la solemne Misa de Pontifical presidida por S.E.R. el Cardenal-Arzobispo de Madrid con presencia del Cabildo Catedral en Pleno. Organizada por la Congregación de Naturales de Madrid, acuden las primeras autoridades de la ciudad y Comunidad, representaciones de los Cabildos de las ordene Militares y de Cofradías, Congregaciones y Hermandades de Madrid.. Los madrileños acuden a venerar la reliquia del Santo y a visitar el Camarín donde se encuentra el arca del siglo XVII que contiene el cuerpo incorrupto de San Isidro y la urna con las reliquias de Santa Maria de la Cabeza, lugar al que se puede acceder esos días. Por la tarde sacan en procesión a los Santos Labradores con la participación de todos los congregantes y del pueblo de Madrid; ademas tenemos la Junta de Gobierno actual de la Congregación la cual se renueva de forma periódica y democrática que permite que todos los congregantes que quieran puedan involucrarse un poco más en esta fe común.

En 1996 se renovó los estatutos que estaban vigentes desde el s. XVIII y que invitan a que cualquier persona que halla nacido en la villa de Madrid pueda incorporarse a esta cofradía que persigue seguir los principios de San Isidro: caridad y sencillez .

*Bibliografia consultada:

San Isidro, un trabajador universal Autores: José María Sánchez Molledo y Tomas Puñal

ED. La libreria

San Isidro Santa Maria de la Cabeza. Autor: Fr. Domingo Fernandez Villa,

ED. Everest.

Home Page | Biografía | Hermandad | Programa | Poesía a San Isidro | Localización | Cartel | Sorteo 2015 | Mapa de Sitio


Regreso al contenido | Regreso al menu principal